lunes, 10 de marzo de 2014

10/03: Automatik Kilombo



10/03: Automatik Kilombo (100 Págs.)
Sergio Coronel – Editorial Ivrea  2007

Al leer esta historieta, nos encontramos con una mezcla que declaran fácilmente las influencias del autor. El dibujo es una mezcla entre la historieta argentina clásica, con la estética manga japonés, en esas caras de ojos grandes. Pero la historia y la idiosincracia en ella es exclusivamente nacional, y eso le da cierto toque intimista entre autor-lector, que hace que uno se familiariza rápidamente con la sociedad argentina contextuada en esta realidad futurista.
 En su línea de cómics nacionales, la Editorial Ivrea publicó en 2007 esta historieta de 100 páginas a cargo de Sergio Coronel. El autor tal vez peque en que si bien el dibujo cumple con la expresividad y con una personal manera de combinar la historieta argentina con el manga, a veces parece desprolija y poco funcional a la trama que se plantea.

 Dicha trama toma lugar en un Buenos Aires cyberpunk de 2037, la moneda oficial es una vez más el austral y el gobierno hace más de 10 años pertenece a un gordito corrupto del partido neo-socialista. Más precisamente en West City (Ciudad del Este, lo que en el mundo real es la localidad de Morón).
 Las calles están pobladas de autómatas y de humanos que viven en armonía, y nuestro protagonista, Willy The Kid, intenta pasar desapercibido entre la multitud, mientras con su grupo de amigos asalta ricos para vender por partes a sus robots, de la misma manera en la que hoy te roban un auto para venderlo al desarmadero, pero con más nivel.
 El problema aparece cuando decide escapar de todo ese caos con Solange, su novia, pero tiene que rechazar sus planes porque entre los robots que se roba, uno es un candidato a diputado por el partido de autómatas funcionales, y para peor, sólo se encuentran a semanas de las elecciones.
 Contadas con un tono más bien humorístico, con ácida ironía, se nos retrata parte de la sociedad argentina en este futuro cyberpunk, como son unos milicos que añoran otros tiempos (y hasta hacen alusión a las Malvinas), corruptela política (el tío de Willy The Kid es Méndez, el Intendente de West City), rosqueos de partidos políticos, etc. Toda una postal de lo más podrido de la sociedad argenta, que sin embargo esta retratado de una manera tan cómica y en una historia atrapante, que causa gusto leerse este tomo. Hoy en día, por unos pocos pesos, nos encontramos ante una historieta inteligente y humorística que seguro que va a entretener.

1 comentario:

  1. El unico defecto que le encuentro a la historia es el final. Muy "Deus Ex Machina" para mi gusto. Usualmente eso muestra que el autor se metio en un lio muy grande con la historia y no sabe bien como terminarla.

    ResponderEliminar